lunes, 12 de octubre de 2015

¿Qué pasaría si las empresas promovieran la conciliación?

Foto Vía Pinterest


La semana pasada comentaba en el post que no todo el mundo puede ni quiere emprender. Muchas personas prefieren la tranquilidad de tener un trabajo donde sea otro quién dirija, quien asuma la responsabilidad final. Sin embargo, lanzaba la idea de que  a pesar de esto, todos podemos emprender por cuenta ajena. Con la decisión y el entorno adecuado, cualquiera puede sentirse emprendedor en su puesto de trabajo, implicándose y desarrollando funciones como si el negocio fuera suyo.

Para eso, además de muchisimos condicionantes personales diferentes que harán que cada persona pueda sentirse así, es imprescindible que la empresa reúna una serie de requisitos que hagan que sus trabajadores se sientan parte de ella.

Fundamental es que la empresa promueva opciones y posibilidades encaminadas a poder compaginar vida personal y profesional. Porque además, ¿os habéis preguntado alguna vez que pasaría si las PYMES pero sobre todo, las grandes empresas de este país siguieran políticas reales y efectivas de conciliación?

Venga, que después de un puente largo, os puedo pedir un ejercicio de fantasía y pensar qué pasaría si las empresas españolas, TODAS, fueran así:

- ¿Qué pasaría si en vez de pedir permiso en el trabajo para llegar tarde por tener que llevar al médico a mi hijo, tuviera margen para salir después para cumplir con mi jornada sin dar explicaciones?

- ¿Qué pasaría si no tuviera que llamar avergonzada para decir que me quedo en casa porque la peque tiene fiebre, porque pudiera trabajar sin problema desde casa con un portátil y un teléfono?

- ¿Qué pasaría si pudiera entrar a trabajar con un margen de una o dos horas antes por la mañana para poder ir a una función de teatro del colegio, en vez de pedir permiso una vez más, o mandar al colegio a los abuelos con la correspondiente decepción de la peque?

- ¿Qué pasaría si pudiera elegir descansar entre media hora y hora y media a mediodía respetando mis ritmos o necesidades?

- ¿Qué pasaría si hubiera más paridad o igualdad de género en los puestos directivos y mandos intermedios?

- ¿Qué pasaría si a igualdad de categoría y responsabilidad una mujer tuviera el mismo salario que un hombre?

- ¿Qué pasaría si las empresas tuvieran una política clara de planes de carrera para sus trabajadores, con transparencia en las promociones internas y reconocimiento objetivo de logros?

- ¿Qué pasaría si no se eternizaran sucesiones de contratos temporales, y después de formar y mantener a una persona en un puesto durante el tiempo máximo de la temporalidad, se le hiciera su contrato indefinido para consolidarse en su puesto de trabajo?

- ¿Qué pasaría si a la hora de salir de trabajar los propios responsables fueran los que promovieran a los trabajadores irse a casa para llegar con tiempo de disfrutar de sus familias?

- ¿Qué pasaría si fueran comunes políticas de retribución en especie de tipo sociales como seguros médicos, descuentos comerciales con empresas asociadas,...?

- ¿Qué pasaría si se respetaran las políticas de PRL, ergonomía y vigilancia de la salud?¿Si los espacios y puestos de trabajo pudieran adaptarse al gusto y necesidad del trabajador?

- ¿Qué pasaría si quedarse embarazada fuera siempre una buena noticia a celebrar? ¿Y se vigilara de que la mujer no corriera ningún riesgo en su puesto de trabajo?

- ¿Qué pasaría si se obligara a todos los trabajadores a disfrutar íntegramente sus vacaciones? ¿Si no se pudieran pagar o peor aun, perder días?

- ¿Qué pasaría si el pequeño autónomo o autónoma pudiera tener un horario decente, porque el resto de personas tuvieran margen para acudir a su negocio? ¿Y no tuviera competencia desleal todos los domingos y festivos del año?

Y así, se me ocurre un larguísimo etcétera. Y lo mejor es que, me tomaréis por loca, pero pensando en todas esas preguntas, creo que las respuestas nos llevarían a  empresas más productivas con trabajadores más implicados, menos estrés y situaciones de tensión. En definitiva, tendríamos empresas y trabajadores más felices.

Hay por ahí otro grupo de locas como yo que también piensan que la conciliación es posible, son El Club de las Malasmadres y algo andan tramando para el próximo 19 de Octubre, así que no dejéis de seguirles la pista.

¿Y vosotros? ¿Tenéis más preguntas? ¿Pensáis que la respuesta en diferente? Ánimo con la semana, que viene con un día menos, por gentileza de las Pilares.



No hay comentarios :

Publicar un comentario

Me encanta conocer tu opinión y que hablemos. ¿Te animas?