lunes, 28 de septiembre de 2015

¿Cuánto vale tu tiempo? Tanto como para saber gestionarlo

Todo el mundo parece estar de acuerdo en que tener dinero hace la vida más fácil. A todos nos gustaría tener más dinero. Pero ¿y tiempo? Personalmente,  vivo con la sensación constante de que me falta tiempo, siempre necesito unos minutos más para terminar un trabajo, unas horas más al día, unos días más de descanso, siempre más. 

Me falta tiempo para dedicarlo a los demás, a mi familia, a mis hijas sobre todo, a mis amigos. Y me falta tiempo para dedicármelo a mí. Para formarme, para investigar, para descansar, para dedicar a mis hobbies...

Esto me lleva a la idea de la importancia de una buena gestión del tiempo. Es una disciplina a la que cada vez se le dedica más espacio en formación sobre liderazgo, gestión de equipos, dirección de negocios...Y es que realmente es fundamental.

Realizar un buen reparto del tiempo disponible, que es el que es, 24 horas al día sin excepción, es garantía de poder acometer mejor todo lo que nos proponemos, consiguiendo los objetivos marcados, no permitiendo que unas parcelas o tareas les roben tiempo a otras, y sobre todo, poder gestionar el día a día sin estrés ni ansiedad.

Consejos vendo que para mí no tengo. Pero me he propuesto mejorar mi reparto de tiempo, y para ello, me planteo unos puntos que comparto por aquí con vosotros, por si a alguno os sirven y sobre todo, por si me podéis aportar otros diferentes a añadir en la lista. Se me ocurrían muchos más, pero creo que empezando por el compromiso de cumplir estos 5 mejoraré mucho mi gestión del tiempo:

  1. Cumplir regla 8-8-8. Dedicar durante la semana 8 horas al día al trabajo, 8 horas al descanso y otras 8 para quehaceres domésticos, ocio y tiempo de calidad con los míos.
  2. Dedicar 5 minutos al final del día para planificar el siguiente. Antes era mucho más metódica con esto, y debo recuperar mis viejas buenas costumbres. Así que, mi última tarea de cada día será planificar las del siguiente, intentando que sean lo más específicas posible, para no programar tareas que por su envergadura, no sea capaz de terminar. Hacer la lista con todas las mintareas, para poder ir tachando. ¿No os pasa que cada vez que tacháis algo de una lista de "To Do´s" os sentís mejor?
  3. No permitir que lo urgente robe el tiempo de lo importante. A quien no le pasa que está concentrado en algo, y llega una interrupción en forma de llamada, mail, whatsup, visita que rompe con la tarea para intentar colar otra urgente. Hay que saber priorizar, es cierto que a veces surgen imprevistos con urgencia que hay que atender, pero es preferible, en la medida de lo posible, delegar o pedir ayuda para atender ese imprevisto, para poder seguir cuanto antes haciendo lo importante. Creo que lo peor que nos puede pasar es que algo importante, por haberlo ido posponiendo, se convierta además en urgente. Las cosas realizadas con prisa y rapidez no suelen terminarse de la mejor manera. Propongo dedicar la primera parte del día, la mañana que es cuando mejor se rinde, a resolver aquellas tareas de la lista diaria que hayamos marcado como más importantes, para con la sensación de tranquilidad y satisfacción de haberlas terminado, podamos acometer las demás durante el resto del día. En relación con esto, recuerdo este post sobre el procrastinar que no viene mal releer de vez en cuando.
  4. Poner en off los ladrones de tiempo. En consonancia con el punto anterior, una solución para que no se nos cuelen urgencias, que además, muchas veces no lo son tanto, es silenciar todo lo que nos puede desconcentrar y quitarnos tiempo valioso en el día. Así que, fuera móvil, outlook cerrado, y a tope con las tareas de primera hora.
  5. Respetar siempre el tiempo de descanso semanal. Y esto es fundamental. Debemos respetar el tiempo para el descanso, ya sea en forma de ocio, trabajos livianos, tiempo en familia, con amigos, viajes, meditación, ejercicio, e incluso, el tiempo para no hacer nada.
Tiempo, por ejemplo, para ver puestas de sol como la que disfruté ayer. En fin, que efectivamente, y como empezaba el post el dinero es importante, pero el tiempo más. El mío, por lo menos, vale oro.

Y vosotros ¿me decís algún truco para gestionarnos mejor el tiempo? 



Terminar el día viendo un atardecer como este

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Me encanta conocer tu opinión y que hablemos. ¿Te animas?