miércoles, 17 de abril de 2013

Y digo yo, ¿será verdad que es una cuestión de actitud?

¿No os pasa en ocasiones que después de una racha más floja, donde parece que todo se pone en contra y el mundo gira al revés, de repente y sin causa aparente aparece la salida, o al menos el principio de ella? ¿Y no os pasa que esa salida coincide con un cambio de humor propio, con un cambio hacia una actitud más positiva?



Pues lo cierto es que ando en ese punto. Como comenté hace unas semanas, haciendo balance del principio de año me di cuenta de que no había sido todo lo satisfactorio que me hubiera gustado. Y precisamente, a partir de ese análisis, y de la determinación de que quería que las cosas fueran diferentes, pues realmente han cambiado... y a mejor, que es lo bueno.

Y aunque está claro que se han dado más circunstancias, y que mi cambio de actitud se ha acompañado de acciones más concretas, me doy cuenta de la importancia de mirar a la vida de frente, con ganas de hacer cosas, en todas las parcelas: personal, familiar, laboral...

Creo que iniciar nuevos proyectos y trabajar en ellos es muy importante para mantener la satisfacción personal. Y muchas veces, es cuestión de abrir un poco la mente a experiencias que a priori no entraban en nuestros planes, desde un puesto de trabajo completamente ajeno a tus primeras expectativas profesionales, destinos o lugares de residencia que no hubieras imaginado, nuevas amistades opuestas a las antiguas, en fin, que como dirían una multinacional de refresco de burbujas a la que no voy a hacer publicidad si no se anuncia en mi blog ;), vamos a buscar la chispa de nuestra vida...



Pues en eso ando, en intentar ser feliz con lo que hago y con lo que vivo, y si en el camino, me voy encontrando personas, momentos y vivencias completamente nuevas, pues bienvenidas!

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Me encanta conocer tu opinión y que hablemos. ¿Te animas?